miércoles, 5 de diciembre de 2018

Ojalá algún día la educación despierte la misma pasión que el fútbol

Por: Raquel Aldana
Ojalá algún día la educación despierte la misma pasión que el fútbol. Ojalá se haga tan relevante y esencial que nuestros niños y jóvenes puedan disfrutar de una educación de calidad. De una educación en la que los descubrimientos despierten la misma emoción que un gol o una canasta en el último minuto.

domingo, 28 de octubre de 2018

¿Quién es mejor Lionel Messi o Cristiano Ronaldo?



La eterna discusión, para mí más de marketing que futbolística, entre quien es mejor jugador en  el futbol moderno si el 10 del Barcelona o el 7 ex del Real Madrid y ahora de la Juventus de Italia, levanta demasiada pasión para los fanáticos de ambos equipos, mucho menos para los aficionados, en menor medida para los conocedores del fútbol y quizá poca o nada para ambos jugadores en mención.

domingo, 14 de octubre de 2018

La carta del profesor uruguayo que conmueve al mundo de la educación


Se trata del periodista y académico Leonardo Haberkorn, quien renunció a seguir dando clases en la universidad ORT de Montevideo. “Me cansé de pelearle a los celulares, el Whatsapp y el Facebook”.

Guerreras no princesas



“No eduques a tu hija para que sea una princesa, edúcala para que sea una guerrera. No se trata de consentir a tu hija, se trata de prepararla para que sea capaz de conseguir lo que ella quiera con su propia fuerza. 

Una historia que toda mujer debe leer

Mi nombre es Verónica y esta es la historia que cambio mi vida.
Me casé joven y enamorada. Tuve dos hijos, y si eres mujer y me estás leyendo, comprendes que los hijos lentamente te roban la hermosura. No me quejo, mis diablillos son lo más bello de mi vida, pero era difícil verme al espejo y descubrir que los años estaban sepultando a la mujer loca atrevida y soñadora que fui alguna vez.

Mi esposo siempre bromeando con mi peso, destruyendo mi autoestima y lentamente se convertía en un patán que más de una vez maldije y quería se fuera de mi vida, pero tenía la esperanza de que volviera a ser el hombre del cual me enamoré.